viernes, 27 de mayo de 2016

Cuadrante s67


Cuadrante S67

A pesar de éste silencio, a pesar de esta vastedad infinita, de esta soledad cósmica, me siento afortunado de haber sobrevivido. Alcancé a ponerme el traje y escapar de la nave antes de que explote. Ahora sé que me queda poco tiempo antes de que se me termine el oxígeno. Estos trajes soportan muy bien las vicisitudes del espacio, la computadora me avisa si se acerca un objeto que pueda dañarme y lo evade. En la pantalla me aparece un mapa interestelar, donde señalado con puntos azules, me
informa posible planeta a donde pueda pedir ayuda. La comunicación es de largo alcance, pero debo tener cuidado, hay lugares con demasiada hostilidad, planetas donde sus habitantes son extremadamente agresivos como ser Agorus, allí, a los extraños se los despellejan y se visten con la piel del intruso y el resto es devorado crudo. En cambio en Root, allí son pacíficos, pero si salís de la burbuja donde viven, hay criaturas que te ahuecan la parte superior del cerebro y te succionan toda tu esencia y podes vivir así miles de años, pero sin...digamos tu alma. Mientras pienso esto la computadora produce un sonido y me comunica:

-Atención, Comandante Ior, atención, en cuadrante S67, a dos años luz de la galaxia Abell 1835, se observa un planeta con características de habitabilidad.

-Ok. An, procedimiento de redireccionamiento, Curva temporal, velocidad luz más 2.

-He activado la protección máxima de su armadura. Todo listo para velocidad W2.

Saltó de de un punto del espacio al otro en cuestión de segundos, llegando a la órbita del planeta. Su color era verde fuerte, podía localizar tormentas, rayos en su cielo.

-¿An, podes decirme si hay vida en este planeta?

-Sí Comandante, enseguida...le confirmo vida pacífica, pero hay una excepción...

-Si, cuál es.
-No le va a gustar.

Mientras desde la atmósfera del planeta emergen dos gigantescas naves...

Continuará...

Autor: Ricardo.

www.facebook.com/maxyjunin/

Si te gustó o no, dejame un comentario y compartí. Sin obligación.

No hay comentarios:

Publicar un comentario